Back to top
16 MAYOCafé con la Dra. Isabel de Benito

Un café con la Dra. Isabel de Benito

Charlamos con la Dra. Isabel de Benito, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, y directora de la Clínica PorcunadeBenito en Madrid para esclarecer algunas dudas sobre implantes mamarios. “A nivel mundial, -señala- , la cirugía de la mama es, sin duda, la cirugía estética más demandada junto con la liposucción. Y dentro de ésta, el aumento mamario despunta sobre las otras (elevación, reducción y reconstrucción mamaria)”. Según un reciente estudio, llevado a cabo por Allergan, un tercio de las españolas no se siente a gusto con su pecho, y para éstas, el principal motivo es tener poco pecho. Además, del total de encuestadas, casi la mitad (46%) afirma haberse sentido acomplejada por su pecho alguna vez1 . La experta aclara que, “por un lado, porque existe un número importante de mujeres que no están a gusto con su pecho y que desean mejorarlo y, por otro, porque tras conocer y valorar los resultados que se obtienen con la cirugía son conscientes del éxito y los buenos resultados de la misma”. Confiesa que el grado de satisfacción de sus pacientes es muy alto y que después de operarse acuden de nuevo acompañando a familiares y amigas con su recomendación expresa.

¿Cómo sé si estoy en buenas manos?

blog_02_01_2017-05-16.jpg Uno de los temas más importantes es asegurar que estamos en manos de un cirujano plástico con titulación. Para comprobarlo, recomienda confirmar si pertenece a alguna asociación importante de cirujanos plásticos, como en el caso de España, la SECPRE. Asimismo antes de decidirte debes confirmar, “que el profesional dispone de todas las garantías necesarias que una cirugía de estas características requiere como: atención personalizada, equipo de enfermeras, anestesistas, instrumentador quirúrgico, quirófano, UCI, fisioterapeutas, equipos de previsualización de resultados...”.

A la hora de decidirse por un aumento de mamas, la Dra. Isabel de Benito explica que la mayoría de las pacientes que acuden a la consulta se han informado previamente de lo que creen que necesitan y quieren. Algunas han accedido a ella a través de páginas web de prestigio muy recomendables y otras, por el contrario, han dado credibilidad a foros y páginas sin criterio médico que sólo generan confusión. “Mi consejo es acudir directamente a la consulta del cirujano plástico para, en primer lugar, conocer realmente las necesidades y posibilidades y, después, comprobar si se siente cómoda, segura y de acuerdo finalmente con su elección”, explica.

La doctora destaca que un clima de confianza es un requisito básico y fundamental. “Siempre digo a mis pacientes que son ellas quienes deben tomar la decisión, que no se dejen influenciar por el entorno, mucho menos por alguien que quiere "vender" cirugía, y que se pongan en manos del profesional más experimentado y honesto que encuentren. La seguridad es lo primero que deben buscar. La excelencia en el resultado vendrá después”.

En la consulta

La directora de la Clínica PorcunaDeBenito en Madrid indica que de la consulta de un cirujano hay que salir sin la más mínima duda. “Lo primero es que la paciente SIEMPRE debe ser atendida por un cirujano plástico, que es el responsable de valorar el caso e historia clínica de la mujer para, así, hacer una recomendación expresa fundamentada en su experiencia y en el uso de simuladores de aumento mamario para que la paciente pueda hacerse una idea de los posibles resultados antes de la cirugía. Esto favorece la comunicación entre ambos, quienes también se pondrán de acuerdo en el tipo de prótesis adecuadas para su perfil así como en la calidad”.

En cuanto a prótesis mamarias se refiere, “en nuestra consulta apostamos por aquellas que ofrecen máxima garantía, para minimizar posibles efectos secundarios ya que cuentan con la aprobación de los controles de calidad más importantes a nivel mundial”. Después, aclara que es importante que la intervención se realice en un quirófano, con un equipo multidisciplinar de profesionales que garanticen la seguridad del paciente, UCI y, por supuesto, con un seguimiento riguroso durante el posoperatorio para que los resultados sean óptimos.

En busca del mejor momento

Es cierto que no existe una edad específica a la que recomendar un aumento mamario. La especialista confiesa que existe un momento en la vida de una mujer en donde se dan las circunstancias que hacen que ésta quiera y pueda hacerlo. “Hay que tener en cuenta que la mayoría de mujeres que se operan del pecho es porque tienen un complejo importante que limita su vida y relaciones personales. Un dato curioso es que, según un estudio americano, las mujeres tardan de media 5 años en operarse el pecho desde que se lo plantean hasta que lo hacen… Por lo tanto, no hay edad, existen circunstancias”.

De que depende un buen resultado

La experta lo aclara, “depende de una correcta comunicación médico-paciente fundamentada tanto en la experiencia del cirujano plástico como en las nuevas tecnologías de simulación mamaria, de la adecuada selección de los implantes mamarios en cuanto a tamaño y forma, de la calidad de las prótesis, de la formación y capacidad resolutiva del especialista, de las garantías de seguridad adoptadas para la intervención y del seguimiento posquirúrgico de la paciente”.

¿Es normal tener miedo?

La directora de la Clínica PorcunadeBenito explica que, después de hablar con sus pacientes, la mayoría no tiene miedo a la cirugía. “Es más, en cuanto a la intervención, tienen los nervios propios de aquellos que se deciden por cambiar algo con la mayor ilusión y que está en manos de otros conseguirlo”. Por otro lado aclara que el mayor miedo viene asociado a la anestesia y, “en esto, somos claros… La anestesia es un proceso habitual empleado constantemente en todo el mundo y que está muy controlado de la mano de profesionales…”.


1. Estudio social “Aumento de pecho: las españolas opinan” realizado por Allergan, diciembre 2016