Back to top

Consejos post tratamiento

Pautas generales

Existen unas directrices generales sobre los cuidados después de una operación, lo importante es seguir las instrucciones específicas del médico y llevar a cabo el seguimiento indicado para ti. 

  • Según las recomendaciones del cirujano, es posible que lleves apósitos alrededor de los pechos y un sujetador quirúrgico o un vendaje elástico después  de la cirugía durante la recuperación. 
  • Antes de utilizar medicinas tópicas (como esteroides) asesórate siempre con un médico o farmacéutico. 
  • Si en el futuro realizas cualquier examen clínico o cirugía en la zona de la mama, deberás informar a tu doctor de la presencia de un implante. 
  • Se recomienda que lleves en todo momento la tarjeta de implante para facilitar la asistencia médica en caso de urgencia.

 

Ciclo vital de los implantes mamarios

Es importante recordar que los implantes mamarios tienen una vida útil limitada y no necesariamente los llevarás de por vida. Es posible que el implante tenga que extraerse o remplazarse, lo que puede requerir una cirugía de revisión. Como promedio, la expectativa de vida de un implante mamario es de entre 10 y 20 años.

Factores como el tipo de implante, el tipo de cirugía, lesiones en la mama y la compresión repetitiva del implante pueden afectar a su longevidad. Existen complicaciones (distintas de la rotura) que pueden requerir la extracción del dispositivo aunque esté intacto, o incluso una misma puede decidir que quiere que le extraigan los implantes.

 

Revisión

Todas las mujeres deben practicar autoexámenes de mamas. En caso de que te resulte difícil realizarlo con los implantes mamarios, recomendamos acudir a tu médico. El doctor puede recomendarte una mamografía y/o ultrasonidos para verificar los implantes, pero no tiene por qué ser necesario.

También deberías visitar a tu médico si notas: un bulto u hoyo de la piel en la mama o el pezón, un cambio en la posición o forma de tu implante, o bien si has padecido una herida reciente en la mama, en particular en el caso  de trauma o compresión causados, por ejemplo, por un masaje extremo, alguna actividad deportiva o un cinturón de seguridad en un accidente. Si el implante ha resultado dañado, es posible que tenga que ser extraído.